¿Es Ciudadanos un factor positivo para los mercados?

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on RedditEmail this to someone

Dentro de menos de cuatro semanas, arranca uno de los períodos electorales de mayor relevancia de la Historia de España. La durísima crisis económica todavía no totalmente superada y los episodios generalizados de corrupción política, han propiciado la aparición de alternativas políticas que, como mínimo, van a influir en la formación de gobierno visto lo ajustado del resultado electoral que prevén las encuestas. Este proceso es observado muy de cerca por los inversores internacionales, ya que muchos consideran, con buen criterio, estimo, que su final será determinante para la evolución de los mercados españoles tanto de acciones como de bonos.

 

Lo primero, la estabilidad

 

Los mercados financieros necesitan estabilidad política. Sin ella, el crecimiento económico se viene abajo por la falta de inversión provocada por la desconfianza de empresarios e inversores en general. Un marco legal estable que garantice la seguridad jurídica es conditio sine qua non para una evolución razonable y, en parte, previsible, de los mercados financieros. Esta previsibilidad es determinante para que los inversores no residentes decidan entrar o no en nuestro mercado.

 

La economía española viene mejorando pero…

 

Más allá de disquisiciones políticas y debates en tertulias mediáticas, es innegable que los principales indicadores de la economía española vienen mejorando en los dos últimos años. No se ha superado totalmente la crisis, pero sí vivimos una tendencia favorable que está impulsando el consumo doméstico y éste, a su vez, activa a otros indicadores económicos. En este sentido, leía hace unos días un informe escrito por el británico Nick Andrews del grupo Gavekal, relevante casa de análisis y gestión con sede en Hong Kong (http://web.gavekal.com), que con el título Clearer Political Skies in Spain, repasaba en unas pocas líneas los hechos económicos y políticos más recientes sucedidos en España y extraía algunas conclusiones contundentes:

 

  • La Comisión Europea acaba de definirnos como una economía robusta, apoyada por una creación de empleo sostenida, que ha mejorado sus condiciones financieras, que ofrece elevada confianza y que se beneficia de los bajos precios del petróleo.
  • A pesar de a ello, los indicadores más recientes de confianza empresarial, aun manteniéndose en expansión, muestran cierta debilidad, y el desempleo, sin desdeñar de los avances en su reducción, continúa siendo una lacra social, especialmente entre los jóvenes (su tasa de paro es de casi el 50%).

 

Es decir, tras salir con fuerza de una profunda recesión, la economía española puede estar atravesando una fase de ralentización que podría hacernos retroceder en lo conseguido durante los últimos dos años.

 

La importancia actual de un partido como Ciudadanos

 

En este marco, como bien refleja el analista de Gavekal, la aparición de Ciudadanos puede ser clave. En ningún país europeo ha surgido un partido pro-europeísta, reformista con ánimos liberalizadores y anti-independentista, con la fuerza que lo ha hecho Ciudadanos en España.

 

El próximo Gobierno, sea quien sea el que finalmente lo encabece, debería hacer todo lo posible por profundizar en algunas de las medidas que han ayudado a reparar el deteriorado estado de nuestra economía tras la crisis financiera (como ha sido la reforma laboral), e impulsar otras que son imprescindibles para la reducción del déficit público y el mantenimiento de la solvencia del Reino de España (como la supresión de muchos gastos superfluos o, en palabras de Nick Andrews, “recortar la grasa” de la Administración). Todo ello, siguiendo la argumentación del analista británico, debería de ser bueno para la bolsa española y para los bonos del Tesoro.

 

Nos jugamos mucho

 

No sé si Ciudadanos, bien sea apoyando a uno de los dos partidos políticos hasta ahora mayoritarios en España o bien sea recibiendo el apoyo de uno de ellos o de los dos (esto sí que sería un verdadero Gobierno de concentración), será el kingmaker como lo denomina el analista de Gavekal. Pero de lo que sí estoy plenamente convencido es de que su concurso en las elecciones reduce enormemente el riesgo de que en España suceda algo parecido a lo que acaba de ocurrir en Portugal.

 

En el país vecino, la alianza alcanzada por los partidos de izquierda ha traído la incertidumbre sobre las políticas de control de gasto, privatizaciones y liberalización de varios sectores de la economía. La reacción de los mercados no se ha hecho esperar como nos cuenta Expansión.com, con fuertes caídas de la bolsa y de la renta fija.

 

Tomemos nota. La fragilidad del crecimiento de nuestra economía hace que el próximo 20 de diciembre nos juguemos mucho más de lo que puede parecer.

 

www.icapital.es

twitter: @GSantos_A

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on RedditEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *