¿Ayudará el coronavirus a Alemania?

El control y la cura de los efectos del coronavirus son todavía inciertos y sus consecuencias en la economía lo son igualmente. Así se pronunciaba la pasada semana Jerome Powell, Presidente de la Reserva Federal estadounidense, que afirmaba que el brote del virus podría causar disrupciones en China y un eventual contagio a la economía global con efectos en EE.UU. Una de esas consecuencias que ya se está produciendo se encuentra en la evolución del Dólar.

Virus chino: gestionar los shocks de mercado

Igual que en las crisis sanitarias anteriores (SARS en 2003), se descuenta que la aparición del coronavirus afectará a la economía asiática y se teme una caída en la demanda china de materias primas (petróleo sobre todo) y alimentos (carnes y granos), además del fuerte impacto sobre la actividad económica por la caída de los viajes y consumo interno en general.

China aguanta, ¿lo harán las Bolsas?

China es el único país capaz de cuestionar la hegemonía económica de los Estados Unidos. Su importancia en el crecimiento global no para de aumentar y de ahí la trascendencia del acuerdo a fases firmado con la Administración Trump. En este contexto, se entienden bien las reacciones alcistas o bajistas de las Bolsas conforme se conocen datos sobre la evolución de la economía china.

Bolsas hoy: Buffet más que nunca

Conocido como el oráculo de Omaha (EEUU), su lugar de nacimiento hace casi noventa años, Warren Buffet es probablemente el inversor más celebre y con mayor repercusión del pasado siglo y todavía en el actual XXI. Hay numerosas biografías que cuentan la vida y filosofía de inversión de este apasionante personaje y les recomiendo la de Robert G. Hagstrom The Warren Buffett Way. En la entrada de hoy comentaré brevemente algunos de los planteamientos de inversión de Buffet que considero que en estos momentos, tras diez años de bonanza de mercados especialmente en EEUU, pueden ser de singular relevancia y aplicación.

Nueva fiscalidad: mucho ruido y…

Antes de entrar en materia, quiero recordar que, en el marco económico y político global en que se encuentra España, los políticos son indispensables para el funcionamiento de un país democrático como el nuestro pero no son ni mucho menos decisivos para el bienestar de sus ciudadanos ni para la evolución de su economía y de los mercados financieros. Qué duda cabe que las leyes y decisiones de un Gobierno afectan a la vida socioeconómica de un país, pero nunca la determinan en su totalidad mientras se respeten los principios básicos del Estado de Derecho. Además, como tantas veces sucede en política, de lo dicho al hecho hay mucho trecho y el refranero pocas veces se equivoca. Me explicaré.

Mercados 2020: el año de las trampas (II)

Continúa hoy y acaba esta visión de los mercados financieros para el año 2020 y comienzo con un dato favorable: parece que los indicadores macroeconómicos han frenado su deterioro tras varios trimestres de retroceso. Mejoría que no debe hacernos olvidar que los tipos de interés a largo plazo continúan descontando un mundo estructuralmente frágil, necesitado de tipos reales permanentemente negativos y con dificultades para lograr tasas de inflación suficientes que ayuden a normalizar las políticas monetarias de los Bancos Centrales. Y es en éstos donde se encuentra otra de las posibles trampas para 2020.

Mercados 2020: el año de las trampas (I)

He titulado esta columna sobre previsiones para los mercados financieros y la inversión en el año 2020 como “el año de las trampas” porque me temo que tanto asesores y gestores como inversores vamos a tener que enfrentarnos a numerosos episodios de alto riesgo y lo peor que podríamos hacer es. caer en la complacencia favorecida por un contexto macro aparentemente todavía benigno y de unos mercados que parece nunca van a corregir. Me explicaré.

Bolsa USA: ¿parecidos razonables?

Me gustó la apertura de un reciente artículo de Bloomberg.com en el que su  columnista Nir Kaissar  explicaba el parecido que observaba entre el año 1998 y el presente 2019: a final de los noventa en Estados Unidos  “veíamos en televisión a Jennifer Aniston, en el cine a Tom Hanks y todo el mundo hablaba de la nueva película de Star Wars”. También entonces, relata el autor americano, “fue una  época excepcional para la Bolsa, especialmente para el sector tecnológico”. Varias semejanzas con lo que sucede en nuestros días. ¿Continuarán los parecidos?