Archivo de la categoría: Opinion

Qué esperar tras las caídas y medidas a tomar

La volatilidad ha regresado a los mercados de acciones debido a la intensificación de la guerra comercial causada por las torpezas de Trump, al mayor riesgo de un Brexit descontrolado por la actitud beligerante de Johnson (hermano gemelo del Presidente americano), a la ralentización económica en Alemania y a los movimientos políticos en Italia impulsados por Salvini (primo lejano de los anteriores). Al juntar todo ello contemplamos un escenario de menor confianza por parte de empresarios y consumidores y mayor incertidumbre sobre el crecimiento global, lo que incrementa el riesgo de un final abrupto del ciclo/recesión y provoca caídas en las Bolsas (entre -5% y -10% en los principales índices) y en otros activos de riesgo. Los bonos soberanos, por su parte, están actuando de refugio y sus precios suben a la vez que sus rentabilidades profundizan en terreno negativo. ¿Qué puede pasar y qué hacer ahora?

España: ¿país para invertir?

El año 2019 va a ser el sexto consecutivo en que el PIB español crece y encabeza las principales economías de los países de la Unión Europea (UE). Tras cinco años de recesión por la crisis financiera e inmobiliaria, el sacrificio de muchos trabajadores que han experimentado una devaluación salarial y el empuje del tejido empresarial de pymes han evitado que cayéramos en el abismo del default (impago de deudas) y de la depresión económica. Es cierto que ello ha sucedido con la ayuda de Draghi al frente del BCE pero es también verdad que se ha logrado a pesar de una clase política interesada casi exclusivamente en mantener sus cargos o incrementarlos y una “grasa administrativa” que sigue lastrando el emprendimiento.

Buscando descorrelación: ¿Capital Riesgo?

Los crecientes riesgos geopolíticos y las bajas rentabilidades de la renta fija impulsan el atractivo de las inversiones alternativas, entendiendo por éstas a aquéllas no directamente ligadas a los mercados financieros de acciones y bonos. Los máximos bursátiles en Estados Unidos también crean un ambiente de temor por eso de que más dura podría ser la caída. Dentro de estas inversiones alternativas el denominado capital riesgo o capital privado (private equity en su terminología inglesa) es probablemente en estos momentos el tipo de inversión con mayor auge y presencia en las carteras de muchos inversores.

¿Puede la FED hundir las Bolsas?

Mientras se dispone el desarrollo de las conversaciones entre China y Estados Unidos destinadas a reconducir las tensiones comerciales que tanta incertidumbre han creado, los analistas nos preguntamos hasta qué punto el favorable año de las Bolsas mundiales podría bajar de intensidad en caso de que la Reserva Federal (FED) decida finalmente no reducir los tipos de interés en su reunión de final de julio.

El G-20 puede servir para algo

El Grupo de los 20 o G-20 es un foro creado en 1999 cuyos miembros permanentes son en la actualidad 20 países, tanto desarrollados como emergentes, de todos los continentes a los cuales se suma una representación adicional por la Unión Europea. Sus Cumbres se han caracterizado por su inutilidad y el distanciamiento entre los países más industrializados y aquéllos todavía en vías de desarrollo. Sin embargo, dadas las actuales tensiones geopolíticas y comerciales de ámbito global, el último encuentro que ha tenido lugar el pasado fin de semana en Osaka levantaba expectación especial y, en un primer análisis, no nos ha defraudado.

Bancos Centrales salvadores, ¿pero de quién?

Durante la semana que hoy acaba, el índice S&P 500 superó su máximo histórico alcanzado a finales de abril. La rentabilidad de los bonos soberanos americanos y europeos cayó con fuerza (sus precios subieron) tras las declaraciones de los grandes banqueros centrales sobre la posibilidad de reducir los tipos de interés y comprar activos en mercado abierto. Por otro lado, se incrementan los síntomas sobre que una recesión podría estar cerca.

Sostenibilidad: moda o fuente de Alpha

Visto el cansino entorno de tensiones comerciales, rumores sobre lo que puede hacer la Reserva Federal con los tipos y prosopopeya política doméstica, creo que es buen momento para escribir sobre algo objetivamente bueno para la inversión y para el mundo en general. Me refiero, claro, a la inversión sostenible, con criterios éticos y respeto al entorno y a las personas.

¿Lograrán los Bancos subir en Bolsa?

El mandato de Mario Draghi, actual Presidente del Banco Central Europeo (BCE), finalizará a final de octubre próximo. Es el tercer máximo mandatario del BCE y el que ha tenido que enfrentarse con la mayor crisis del Euro cuya desaparición vaticinaban muchos analistas allá por 2011. En junio de 2014 tomó las medidas de política monetaria más agresivas que se habían visto en la Eurozona: redujo el tipo de interés oficial del 0,25% al 0,15% (más adelante lo dejaría en el 0% actual, situó por primera vez en negativo (-0,10%) los tipos de la facilidad de depósito para la banca (más tarde la llevaría hasta el -0,4%) e instauró también para la banca las operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico (TLTRO). El motivo para todo ello no era otro que impulsar el crédito y el consumo. Los daños colaterales de tales decisiones fueron manifestándose en las cuentas de resultados de los bancos.

Los aranceles de Trump: ¿estallarán las Bolsas?

El Presidente Trump ha anunciado vía Twitter que Estados Unidos aplicará un arancel del 5% a partir del presente mes de junio sobre todos los bienes importados desde México, arancel que irá creciendo gradualmente hasta que se resuelva el problema de la inmigración ilegal y que podría llegar al 25%. Si no fuera verdad me parecería una magnífica noticia para que la serie de TV The good fight desarrollase otra de sus magníficas tramas, como acostumbra. Pero, lastimosamente, es cierto. Tal anuncio llega en muy mal momento para los mercados de acciones mundiales que estaban ya inquietos por el deterioro de las relaciones EEUU – China.

Bonos nórdicos, ¿oasis de rentabilidad?

Tras el fulgurante comienzo del año en los mercados de acciones y bonos, ha vuelto un momento de  risk  off  que incomoda a muchos inversores que comenzaban a relajarse tras los sustos de finales de 2018. Los dislates de Trump, la intensificación del sentimiento de final de ciclo y las exigentes valoraciones de muchos valores (especialmente en EEUU y en el sector tecnológico), han provocado durante el mes de mayo  caídas del -3,5%  al -6%  en los principales índices bursátiles mundiales. De ahí que muchos inversores hayan renovado la búsqueda de rentabilidad en  activos de comportamiento más previsible y, a la vez, con retornos más elevados que los bajísimos tipos de interés actuales del Euro. Y aquí encontramos los bonos emitidos por empresas de países del Norte de Europa cuyo mercado resumiré en cuatro puntos.