Vértigo post-electoral para la inversión

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on RedditEmail this to someone

Como se esperaba, el resultado de las elecciones generales ha fragmentado el Parlamento español. Lo que no se pensaba era que el resultado final pudiera facilitar el gobierno de un bloque de izquierdas. Pese a las teóricas distancias ideológicas que separan a los partidos de la izquierda española, se abre la posibilidad de que éstos intenten formar gobierno y apliquen un batiburrillo de medidas económicas que han incluido en sus programas políticos. Los efectos de éstas pueden estar entre lo negativo y lo incierto para la inversión en los mercados financieros y para su régimen jurídico, especialmente el fiscal. Citaré algunos de ellos.

 

Impuesto sobre Transacciones Financieras (ITF)

 

La llamada Tasa Tobin (ITF) fue propuesta por la Comisión Europea en 2011 para controlar la especulación. Su implementación ha sido muy discutida tanto en su cuantificación como en el tipo de operaciones que debía gravar. Ahora podría retomarse como un impuesto de base amplia que incluya
el mayor número posible de productos financieros. La experiencia demuestra que este tipo de impuestos acostumbra a ser repercutido a los usuarios de los servicios financieros por parte de entidades e intermediarios financieros. Además, los actores financieros más ligados a la operativa de mercado, acaban desplazándose con frecuencia a territorios con legislación más favorable para el tráfico financiero donde puedan evitar la tasa.

 

Tratamiento fiscal del ahorro

 

Podría ponerse fin al modelo dual del IRPF equiparando el tipo impositivo del tratamiento de las rentas del trabajo y del ahorro. Esta medida desincentivaría la compra directa de bonos y acciones por parte de personas físicas ya que los cupones y dividendos que estos activos generan, además de poder penalizar a las rentas del trabajo por un eventual cambio de tramo en la escala de tipos, serían gravados a un tipo mucho más elevado que el que ahora se aplica. Hay que tener en cuenta que, debido al presumible aumento de la progresividad del IRPF que han preconizado los partidos de izquierda durante la campaña, en caso de gobierno de éstos, el tipo del ahorro podría llegar a ser casi el triple del actual para aquéllos contribuyentes con rentas del trabajo más altas.

 

Fondos de inversión y sicavs

 

Ya he explicado en anteriores entradas en este blog que los fondos y las sicavs son Instituciones de Inversión Colectiva reguladas por la misma ley, con igual objetivo (vehiculizar el ahorro y dotarlo de una gestión profesional) e idéntico tratamiento fiscal. No espero un cambio en la fiscalidad de los fondos de inversión, ni para el fondo (1% de tipo impositivo en el Impuesto de Sociedades) ni para el inversor (exención para personas físicas en el traspaso entre fondos gracias al régimen de diferimiento), pero sí que parece probable que cambie algo en la regulación de las sicavs.

 

Puede suceder que el tan debatido, equivocadamente a mi juicio, régimen fiscal de las sociedades de inversión empeore, bien de manera generalizada para todas las existentes o bien, veo esto segundo más probable, se penalice fiscalmente sólo a aquellas sicavs cuya difusión accionarial no cumpla determinados porcentajes mínimos. La Agencia Tributaria podría asumir más competencias en su control y se establecería un período de permanencia máximo de las plusvalías acumuladas sin que tributen en el seno de la sicav, lo que puede crear elevada inseguridad jurídica en la gestión de estas sociedades. En otro post les contaré cómo se están frotando la manos en la industria de la inversión colectiva luxemburguesa ante la avalancha de sicavs españolas, existentes y nuevas, que podrían pedirles amparo en su legislación.

 

Patrimonio y Sucesiones

 

Son los impuestos en los que, en caso de gobernar una alianza de izquierdas, auguro un más claro y rápido empeoramiento, ya que es muy probable que un Gobierno central de ese signo intente unificar la tributación de la riqueza y anule los regímenes fiscales favorables que para estos impuestos se aplican en algunos territorios como sucede en la Comunidad de Madrid. Los incrementos de tarifa y la anulación de exenciones que ya se están implementando en las Comunidades Autónomas donde ya existen este tipo de fórmulas de gobierno, muestran el camino que puede seguirse en adelante. No obstante, habrá que ver cómo atacan los sistemas forales vasco y navarro.

 

Compromisos con Europa

 

Aunque gobierne un bloque de izquierdas, no creo que se produzca ninguna variación en los compromisos de déficit y de deuda que España tiene con la Unión Europea. Tampoco en la posición de nuestro país en cuestiones clave ligadas a nuestra economía como la pertenencia a la Eurozona y a la Unión Bancaria. Tenemos, felizmente, suficiente dependencia de Europa, incluido el dinero que le debemos, como para hacer cambios relevantes en nuestro sistema que no estén bien vistos por Merkel y Draghi. Sin embargo, sí que podríamos ver retrocesos en la flexibilización del mercado laboral que podrían lastrar el crecimiento económico de nuestro país.

 

La gran coalición es posible y deseable

 

La economía española puede finalizar este año con un crecimiento del triple del promedio de la Eurozona, pero todavía quedan muchas cosas por hacer para superar esta indómita crisis que todavía nos somete. La inversión empresarial está lejos de recuperarse y los no residentes aún dudan de la fortaleza de nuestro crecimiento para intensificar su inversión en España. Y ahora también podrían desconfiar de nuestra seguridad jurídica…

 

Sería una pena que, tras el esfuerzo de buena parte de la población española, empresarios y trabajadores, y la consecución de la recuperación de nuestra economía, algunos tiraran por la borda todo o parte de lo logrado. La gran coalición es una alternativa de gobierno de responsabilidad para nuestros políticos. La confianza hacia el exterior lograda por nuestro país debe afianzarse y acrecentarse conforme nuestra economía se consolide a la cabeza del crecimiento en Europa. Lograr un gobierno estable, coherente con lo que nuestro país necesita ahora y que se imponga a la incertidumbre política que las elecciones han traído, es un compromiso histórico para nuestros políticos.

 

www.icapital.es

twitter: @GSantos_A

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on RedditEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *