Ni Buffet ni Marks, Wagner y Zhang

Lo que está sucediendo en los mercados hace que la denominada gestión  value, ya  expuesta en diversas ocasiones en este   blog, vuelva a tomar protagonismo. Ésta se basa fundamentalmente en  identificar compañías que están infravaloradas  desde un punto de vista fundamental (determinar su valor intrínseco y compararlo con su precio en Bolsa) y apoyarse en ello como criterio principal a la hora de tomar o no una posición en un valor, es decir, comprar con el mayor margen de seguridad posible dando poco peso a factores como el momentum o timing de mercado. Dos de los grandes adalides del enfoque  value  son Warren Buffet y Howard  Marks y ambos están preocupados por la situación de los mercados de acciones y el riesgo de sobrevaloración. Pero esta opinión no es pacífica.

La carta de Buffet

En la carta anual de  Berkshire Hathaway  (holding de Buffet) recientemente enviada a sus inversores se refleja la visión del inversor americano sobre el momento actual de los mercados:

– Evitar los bonos, especialmente los soberanos por su falta de rentabilidad («patético» retorno dice la carta) y riesgo bajista. Con el nivel de tipos de interés actual no se recompensa el nivel de riesgo en el que se incurre comprando un bono.

–  Falta de ideas de inversión  para la descomunal caja que acumula Berkshire. Solo la recompra de acciones propias es vista con buenos ojos.

– El principal motivo de lo anterior se encuentra en las  excesivas valoraciones  del mercado de acciones norteamericano, especialmente las alcanzadas en algunos sectores, y de buena parte de las bolsas de los países desarrollados.

Marks opina lo mismo

Howard Marks lidera la gestora Oaktree de la que es cofundador y presidente y donde, como buen gestor comprometido y convencido de lo que hace, invierte su dinero. Marks es uno de los paradigmas del  value investing y también escribe periódicamente a sus inversores y su última misiva nos hace recordar el símil del  péndulo que se mueve de izquierda a derecha  o, trasladándolo a la renta variable, de lo barato a lo caro, y que nunca se queda a mitad de camino y se para en el centro.

El péndulo son las acciones que, conforme incrementan su precio en bolsa, hacen que  más inversores se sumen a ellas, incorporándose así a la tendencia y alimentando ésta, en la creencia de que van a ganar dinero. El gestor americano cree que en muchas compañías/sectores del mercado el péndulo se sitúa en un extremo que hace aconsejable su venta.

Me quedo con la visión de Guy Wagner y de Amy Zhang

Wagner y Zhang gestionan respectivamente los fondos  BL-Global Flexible  y  Alger Small Cap Focus US, vehículos de inversión de orientación inversora muy diferente pero con elementos comunes por ofrecer año a año unos rendimientos muy por encima de sus referencias de gestión y tener un enfoque inversor que sobrepondera siempre el  factor innovación y las grandes tendencias  representadas por compañías con crecimientos sostenibles y que crean valor a largo plazo. Cuentan con carteras diversificadas en empresas que actúan en diferentes sectores y mercados, centrándose para su elección en los catalizadores idiosincráticos de cada empresa.

Ambos aceptan que las valoraciones de algunos segmentos del mercado son elevadas pero el hecho de contar con unos tipos de interés tan bajos en los países desarrollados hace que el riesgo de la bolsa también se minore y se cree un  entorno desafiante  para encontrar empresas con capacidad de alza partiendo de su baja valoración actual.

En definitiva, creen que no puede generalizarse y contemplar las últimas caídas como precursoras del estallido de una burbuja sino que estamos ante una  toma de beneficios que facilita la reinversión  en algunas compañías value que están sobrecastigadas y que se beneficiarán de la recuperación económica, pues la liquidez y los impulsos por parte de los bancos centrales seguirán apoyando a unas bolsas sustentadas por un ciclo económico que aún debe regalarnos buenos momentos de mercado.

No todo el mercado es lo mismo

Todo lo explicado nos lleva a la conclusión del antetítulo y hace que el componente de la  gestión activa sea crucial en la actual coyuntura. No salgan corriendo del mercado, seleccionen bien.

Asesórense bien y sean prudentes.

www.icapital.es

twitter: @GSantos_A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *