Refugios para una RF en decadencia

Las rentabilidades de los fondos de renta fija que reflejan los ranking de productos financieros, con alguna excepción, sólo muestran  cifras en rojo. Todos las clases de bonos han caído en 2022. Ello hace que lo que debería compensar los descensos de las cotizaciones de los activos de más riesgo, renta variable, no sólo no lo hace sino que incrementa la rentabilidad negativa de la cartera global. ¿Va a continuar la tendencia? ¿Hay algún refugio? Lo veremos a continuación brevemente en 4 PyR.

¿Va a mantenerse esta tendencia bajista de los bonos durante todo 2022?

Los elevados datos de inflación están provocando una modificación de las políticas de los principales bancos centrales occidentales: FED, BCE y BoE han  cambiado el discurso de tipos bajos permanentes  y de compras de renta fija que hundían sus rentabilidades por el de la lucha contra las subidas de precios y la aplicación de una política monetaria más restrictiva. Ello ha provocado desplazamientos al alza de las curvas de tipos de interés y la consiguiente caída de los precios de los bonos (comportamiento matemáticamente inverso).

Coincido con la visión del  research  de  UBS  en que existe una creciente presión social, política y mediática para que las autoridades monetarias hagan algo para frenar las subidas de precios y que unas subidas de unos cuartillos -cuando se parte del 0% o de tipos negativos- apenas hacen mella sobre los sectores más recalentados, que la política monetaria opera con retardos considerables y, sobre todo, que no hay nada que la FED o el BCE puedan hacer para aliviar las tensiones en los mercados energéticos (que explican más de la mitad de la subida del IPC) ni los cuellos de botella en puertos y fábricas.

Dicho lo anterior, parece que la estrategia de los bancos centrales es  ganar tiempo  pues saben que es altamente probable que la elevada inflación que sufrimos en estos momentos vaya perdiendo fuerza conforme avance el año y les permita relajar su mensaje y la velocidad y magnitud de sus medidas monetarias más restrictivas, dando así al ciclo económico más aire y restando tensión del mercado de renta fija. En todo caso, para que veamos lo anterior hay que esperar.

¿Qué criterios debe de tener en cuenta un inversor conservador a la hora de elegir un fondo de renta fija?

Lo más importante es considerar la  Duración media de la cartera  del fondo y buscar que sea baja o incluso negativa para evitar de esta forma perder dinero en una inversión teóricamente conservadora como la renta fija que se está volviendo en contra del inversor por descontarse por el mercado una fase de subida de tipos mayor de la que probablemente tendrá lugar.

El inversor debe fijarse también en la  calidad crediticia de los emisores  que hay dentro de la cartera del fondo y en la metodología de determinación del cupón de las emisiones. Ahora son más convenientes los  bonos con cupón flotante  porque se adaptan a la tendencia al alza de tipos de interés: cuando los tipos de referencia suben, el nivel de cupón también lo hace, evitando así la penalización en precio.

¿Cómo puede saber un inversor si el gestor está aplicando una gestión verdaderamente activa?

Actualmente, la gestión activa en un fondo de renta fija es preferible a la pasiva de comprar y mantener. El inversor puede conocer qué está realmente haciendo el gestor de su fondo mediante un análisis sobre  cómo reacciona el VL del fondo a los desplazamientos de la curva  al alza o a la baja; así podrá comprobar si la cartera es estática  «buy and hold»  o busca adaptarse al momento y entorno de mercado. Esto no es sencillo para la mayoría de inversores pero la labor de apoyo de un profesional les facilitará enormemente las cosas, como explico a continuación.

¿Qué fondos de renta fija se adaptan mejor al entorno de mercado actual?

Los fondos de inversión que se deberían tener en el radar por todos los inversores que no quieran que la parte teóricamente conservadora de su cartera les penalice, son básicamente de cuatro categorías: fondos que cuentan con Duraciones medias muy bajas o netas negativas (gestion activa de Duración), fondos con bonos de cupón flotante, fondos ligados a préstamos bancarios y deuda privada en general y, finalmente, algunos fondos con bonos de calidad de zonas del mundo con tipos de interés más altos y divisa apreciándose (caso de China). Gestoras como  Arcano, La Française, Lazard, Nomura y Eurizon  cuentan con productos de alguna de estas categorías.

En todo caso, en estas materias tan poco accesibles para la mayoría de inversores como son las expectativas de tipos de interés, sus curvas y evolución y la repercusión en precio de ésta, más que nunca conviene contar con el  mejor consejo posible de un profesional  de la inversión antes de tomar una decisión de compra o de venta de activos ligados a renta fija.

O sea que, como siempre y hoy quizás más, asesórense bien y sean prudentes.

http://www.icapital.es

twitter: @GSantos_A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *