¿Esperanza mirando a China?

No existen precedentes respecto a lo que está sucediendo. Ni en la sociedad ni en la vida económica ni en los mercados financieros. Todos los analistas intentamos crear escenarios de salida con probabilidades en función de la evolución de los casos de contagio del virus y el  impacto económico final  todo este fenómeno acabe teniendo. Dejaré de lado esa visión que a estas alturas es más voluntarista que otra cosa y en el post de hoy sólo expondré y comentaré brevemente un gráfico sobre lo que ha pasado en China.

La evolución de la economía china durante la crisis

Una imagen vale más…:

Conclusión: con los datos existentes en el momento de la confección del gráfico, se refleja cómo el  paso de las semanas desde que los casos de contagio comenzaron a frenarse  ha llevado a la economía del gigante asiático a normalizarse en sus distintos sectores. De hecho, la Bolsa de Shanghai es la que menos ha caído entre las principales del mundo (-10%).

La opinión con que me quedo

De entre las numerosas conferencias de analistas y gestores que estoy escuchando estos días, me quedo con la opinión de Roberto  Scholtes, estratega jefe de  UBS, que estimaba que las causas que  deberían de traer la estabilidad a los mercados e impulsar su recuperación  son:

  • Medidas de contención del contagio y cura de los síntomas del virus comienzan a dar frutos.
  • Medidas fiscales (inversión pública y reducción de impuestos) de los Gobiernos.
  • Vuelta de los mercados a la funcionalidad (ahora están rotos).

De esta manera, la epidemia podría tener un  impacto económico intenso pero corto, lo que es fundamental para evitar un colapso bancario. En semanas o algún mes, podríamos ver cómo se va cumpliendo lo explicado en los puntos anteriores y comenzar a advertir sus efectos, lo que pondría la base para tener una segunda parte del año de clara recuperación en los mercados.

Por ello, acabo con el mismo consejo que escribía en el post de hace una semana: confiar  en los beneficiosos efectos de la diversificación y de la visión de plazo en las carteras, así como en la calidad de los productos financieros bien elegidos, todo ello apoyado en un buen asesoramiento. Ni complacencia ni pánico.

Se aproveche o no el momento para ganar exposición a Bolsa u a otros activos (el riesgo de cada uno es personal y la liquidez hoy en día es un grado), confío, como hacen los gestores de la española Buy&Hold, en que el coronavirus, como tantos otros eventos anteriores (el fin de la burbuja.com, el 11-S, la gran recesión del 2009, la crisis del Euro…)  se verá en unos meses como una gran oportunidad de inversión.

Asesórense bien y sean prudentes.

twitter: @GSantos_A

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *