Archivo por meses: marzo 2020

Renta Fija: ahora sí es buena inversión

Durante los últimos años la Renta Fija (RF) ha perdido gran parte de su interés como inversión pues viene ofreciendo rentabilidades bajísimas e incluso negativas. Esta situación sobre la que tanto he escrito en este blog se debe al fenómeno de represión financiera impulsado desde los Bancos Centrales para facilitar la financiación de los Estados, todo ello ligado a la ausencia de inflación que no está ya entre nosotros ni se le espera. Pues bien, una de las consecuencias en el ámbito financiero de la crisis sanitaria que estamos padeciendo es la subida de las rentabilidades de los bonos (caída de sus precios) y la recuperación, por tanto, de su atractivo como fuente de rentabilidad así como de su componente de descorrelación que la RF puede aportar a las carteras y que históricamente le ha caracterizado.

¿Esperanza mirando a China?

No existen precedentes respecto a lo que está sucediendo. Ni en la sociedad ni en la vida económica ni en los mercados financieros. Todos los analistas intentamos crear escenarios de salida con probabilidades en función de la evolución de los casos de contagio del virus y el impacto económico final todo este fenómeno acabe teniendo. Dejaré de lado esa visión que a estas alturas es más voluntarista que otra cosa y en el post de hoy sólo expondré y comentaré brevemente un gráfico sobre lo que ha pasado en China.

La bolsa o la vida

Poco importan las inversiones cuando una epidemia se lleva todo por delante. Eso es lo que han pensado millones de inversores vendiendo activos financieros y provocando el hundimiento de los mercados de bonos y acciones de todo el mundo. Reacción comprensible pero seguramente equivocada.

Gráficos para la reflexión y medidas posibles

Una imagen vale más que mil palabras, máxime cuando éstas, si al coronavirus se refieren, son pura especulación pues nadie tiene certidumbre sobre su evolución e impacto final en el PIB de los países. Nadie pone en duda que las principales economías del mundo van a sufrir una ralentización y quizás una recesión llevando a los mercados financieros de activos de riesgo, sobre todo los de acciones, todavía más para abajo. Pero tampoco hay que desconfiar del hecho de que el ser humano es  capaz de gestionar y superar crisis sanitarias  como la que estamos viviendo. De ahí que creo que los siguientes gráficos y comentarios de la  gestora Capital Gtoup de su documento Capital Ideas  muestran la imagen más probable de cómo van a ir las cosas en los mercados.

Parte de daños y recomendaciones

Difícilmente podía haber sido peor. El desplome de las Bolsas en todo el mundo ha sido de órdago y veremos cuándo acaba. Hay opiniones diversas sobre la esperada estabilización de los mercados y todas con un denominador común: dependerá del momento en que se considere frenado el contagio del coronavirus y se puedan cuantificar sus consecuencias económicas.