¿Ayudará el coronavirus a Alemania?

El control y la cura de los  efectos del coronavirus  son todavía inciertos y sus consecuencias en la economía lo son igualmente. Así se pronunciaba la pasada semana Jerome Powell, Presidente de la Reserva Federal estadounidense, que afirmaba que el brote del virus podría causar disrupciones en China y un eventual contagio a la economía global con efectos en EE.UU. Una de esas consecuencias que ya se está produciendo se encuentra en la evolución del Dólar.

El Euro pierde posiciones 

Parece que de nuevo está pesando sobre el Euro la  amenaza de recesión en Alemania  tras el mal dato de producción industrial del mes de diciembre: cayó un  -3,5% mensual, lo que elevó el ritmo de caída interanual hasta el  -6,8%. Tampoco ayuda al Euro la progresiva reducción del tamaño del balance de la Reserva Federal y el incremento de las operaciones de  carry-trade  (endeudarse en la divisa con bajo tipo de interés, el Euro, para luego venderla y comprar un activo en la divisa de tipos más altos, el Dólar).

Esta debilidad del Euro  (cae ya un 3% en 2020 vs. Dólar)  se refleja en el siguiente gráfico que muestra cómo la divisa europea se ha situado por debajo de 1,10 dólares.

Fuente: Bloomberg.com.

Pero el factor que más está alentando esta intensificación de la debilidad del Euro se encuentra en la  búsqueda de refugio  en el Dólar que muchos inversores están llevando a cabo ante los riesgos que está creando el coronavirus y su potencial impacto en la economía china.

El Brexit puede penalizar especialmente a la economía alemana 

Podríamos decir que a Alemania le están  “creciendo los enanos”. Y no sólo por el  negativo impacto en sus exportaciones  que el ya confirmado Brexit podría suponer sino también por el cambio en el equilibrio de poder Norte-Sur que comporta la salida del Reino Unido de la Unión Europea al evaporarse los votos británicos. Como guinda del amargo pastel que Alemania tiene que digerir está el peligro permanente que supone el Presidente Trump y sus  amenazas hacia el sector manufacturero de automóviles europeos. 

Un Euro débil debería potenciar las exportaciones alemanas

En el marco descrito, la caída del Euro se conforma como el único elemento favorable para el país germano ya que un Euro débil debería de  impulsar sus exportaciones. No olvidemos que Alemania es el tercer país más exportador del mundo y su PIB depende en un 40% de sus ventas al exterior.

Si Alemania no retoma la senda del crecimiento económico será muy difícil que Europa, y dentro de ella España, puedan afrontar la actual fase del ciclo económico con  garantías de no entrar en recesión. Y para ello, la debilidad del Euro frente al Dólar es, sin duda, un factor altamente favorable.

Asesórense bien y sean prudentes.

twitter: @GSantos_A

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *