El riesgo está en los garantizados

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on RedditEmail this to someone

El título de este post puede parecer contradictorio pero la realidad es así: muchos de los productos financieros que hoy se ofrecen como garantizados o “semigarantizados” sólo aportan riesgo. A saber: riesgo de lucro cesante por la bajísima o prácticamente nula rentabilidad esperada del producto, riesgo de iliquidez y riesgo de pérdida de parte del principal de la inversión en caso de querer recuperar su dinero antes de la fecha de vencimiento, por citar los más evidentes.

 

Un entorno de tipos a cero como el actual, se convierte en territorio propicio para trampas financieras de todo tipo en las que los ahorradores/inversores, sobre todo los especialmente aversos al riesgo, tienden a caer ante el temor a perder su dinero en la inversión “nominalmente” más arriesgada que es la renta variable. Las campañas de las redes bancarias, con su debida presión comercial, y la escasa efectividad de la normativa de protección del inversor hacen el resto.

 

Las chapuzas financieras son internacionales

 

Aunque sirva de poco consuelo, hay que reconocer que los abusos en esta materia existen en todos los países. Sobre ello, me llamó poderosamente la atención una viñeta humorística aparecida en prensa americana, siempre más incisiva y sarcástica en estas cuestiones, en la que se veía a un cliente de una entidad financiera ante su banquero situado detrás de la ventanilla y ambos mantenían la siguiente conversación (la transcribo en inglés y la traduzco a continuación):

 

Banquero (al cliente):thanks for the deposit, sucker, we think to waste it on complicated hedging strategies that we don’t even understand” (gracias por el depósito, incauto, pensamos gastárnoslo en complicadas estrategias de cobertura que ni siquiera nosotros entendemos”.

Cliente (al banquero):your honesty is refreshing” (su honestidad es refrescante).

Banquero (al cliente): “thanks, but it makes cross-selling harder” (gracias, pero complica la venta cruzada).

 

A muchos empleados de banca en España les gustaría poder un día dar rienda suelta a su sinceridad cara a los clientes y decirles: “no suscriba este producto, quizás no pierda dinero pero seguramente no le reporte nada; lo vendemos porque las comisiones que el banco percibe son muy elevadas y porque si cumplimos el objetivo comercial tendremos un bonus a final de año”.

 

Hoy es muy difícil obtener rentabilidad con bajo riesgo

 

Como ya he comentado otras veces en este blog, caminamos por territorio desconocido. Nunca antes habíamos tenido tipos de interés tan bajos en todos los plazos y durante tanto tiempo. De ahí que la sorpresa de muchos inversores ante el nulo retorno de la inversión libre de riesgo o risk free sea más que razonable. Pero así es y de poco sirve quejarse. Lo que debe hacerse es contar con buen asesoramiento, gestionar la situación con talento y evitar las falsas apariencias de seguridad que no son sino focos de riesgo.

 

Reglas a tener en cuenta

 

Si busca una inversión conservadora nunca olvide que:

 

  • Por mucho que le digan en su entidad, todo lo que promete mayor rentabilidad que una letra del tesoro español tiene riesgo de algún tipo (riesgo de tipos de interés, de emisor, de liquidez, de contraparte o un poco de todos los anteriores). Este riesgo debe cuantificarse antes de dar el paso de invertir.
  • Cualquier exposición a tipos de interés (suscribiendo un depósito o comprando renta fija) por plazo superior a un año, comporta un riesgo de lucro cesante o de pérdida de dinero en caso de necesidad de rescate de la inversión; hoy este riesgo es muy elevado por el ya citado bajísimo nivel alcanzado en las referencias de tipos de todos los plazos, lo que hace que la probabilidad al alza de éstos sea mucho mayor.
  • Ligado a lo anterior: el riesgo de iliquidez de muchos fondos de inversión garantizados total o parcialmente o con objetivo de rentabilidad, no se vence con las “ventanas de liquidez”, ya que es muy probable que, si se necesita reembolsar, la venta del producto en una de ellas se haga a costa de pérdidas en el principal invertido por haber bajado el valor liquidativo en ese momento. Esto va a ser muy frecuente en los fondos de este tipo lanzados en los últimos meses y en adelante, debido a la estructura de renta fija más opciones que encierran estos productos y su valoración en cada momento.
  • Si se puede permitir cierta volatilidad, una diversificación adecuada y la debida visión de plazo son herramientas más que eficaces para lograr una expectativa de retorno por encima de tipos de interés y con escaso riesgo.

 

No hay fórmulas mágicas, pero las cosas pueden hacerse bien. Le digan lo que le digan. Recuerde la viñeta.

 

www.icapital.es

twitter: @GSantos_A

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on RedditEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *