Archivos mensuales: marzo 2016

Bolsas tras el 1T: ¿llegarán las alzas?

En nuestra modesta opinión, lo más importante es que la recuperación del ritmo de crecimiento se confirme semana a semana, mes a mes. Ese escenario seguramente afectará negativamente a corto plazo a los mercados (como esta semana) por sus efectos sobre las políticas monetarias, pero ¿hay algo mejor que la confirmación de un escenario de crecimiento para la inversión a largo plazo en negocios de economía real? Nada que añadir.

Invertir en bancos: ¿alto riesgo u oportunidad?

“los bancos aún no han recuperado plenamente la confianza de los mercados y del público. Por ello, pese al progreso logrado en los últimos años, a los bancos les queda mucho por hacer”. El que fuera durante seis años gobernador del Banco de España, recordaba la importancia de que el sector bancario mejorara su rentabilidad sobre recursos propios (ROE) a partir de un aumento en el retorno de sus activos, del control de costes y de avances en los servicios al cliente, y no a través de mayor apalancamiento. Ponía de nuevo sobre la mesa el exceso de capacidad existente, talón de Aquiles, además de los inmuebles en balance, de la banca española. Concluía recordando que, pese a los avances en la Unión Bancaria europea, aún faltaba mucho por hacer en temas ligados a la supervisión, a la seguridad del depositante (fondo europeo de garantía de depósitos) y a la correcta ponderación por riesgo de los activos de las entidades (citaba la ponderación por riesgo cero de buena parte de la deuda soberana, lo que es contrario a los principios de la regulación de Basilea).

¿Bastará Draghi para impulsar la bolsa?

No pongo en duda las buenas intenciones de Draghi y la ayuda que todo lo que está impulsando supone para la economía europea. No obstante, es evidente que falta algo más. Este “algo más” cae del lado de los políticos, como el propio Mario recuerda cada vez con más frecuencia. Él sabe que, con la expansión monetaria que está promoviendo, está comprando tiempo porque sabe que éste no es infinito. En unos años, podríamos encontrarnos con un riesgo de default difícil de frenar en la periferia de la UE y, lo que es peor, con otra fase de dudas para el Euro como divisa.

Una opción (válida) para el ahorro conservador

Si siempre se obtuviera un retorno positivo, este tipo de productos financieros sería la panacea para el inversor conservador y no lo es. Son sólo unos pocos los fondos de inversión que logran rentabilidades positivas en cualquier tipo de situación de mercado y que lo hacen con consistencia en el tiempo. De ahí que lo que tiene que hacer el inversor es, apoyándose en el mejor asesoramiento posible, identificar a esos gestores que encuentran alfa de manera recurrente comprando/vendiendo acciones o índices.