Archivos mensuales: enero 2016

¿Daña la caída del petróleo la economía global?

En Arabia Saudí, mayor exportador de crudo del mundo y pieza clave del rompecabezas del mercado petrolífero, el presidente de su gigante estatal Aramco, declaraba recientemente a Reuters que no quiere poner fin al petróleo shale producido en EEUU sino que busca un mercado equilibrado donde todos los productores jueguen un papel estabilizador y donde tengan cabida los productores con menor coste (Arabia Saudí) con el resto. Añadía que llevaría algo de tiempo que el mercado absorba el actual superávit de producción, pero que habría una mejoría notable durante la segunda mitad de 2016 con un aumento de la demanda de 1,2 millones a 1,5 millones de barriles por día.

Bolsa española, entre la política y la macroeconomía

Cuando, por un lado, se disipen los actuales excesivos temores sobre la evolución de la economía china y, por otro, los lobbies del petróleo decidan que el suicidio progresivo de los productores (por ahora selectivo pero pronto podría ser generalizado) no es una buena opción para nadie, retornará la estabilidad a los mercados financieros. Si en ese momento España ofrece un gobierno mínimamente estable, podría empezar a cumplirse lo que decía hace poco el reputado gestor de renta variable José Ramón Iturriaga: “éste es el año de la bolsa española, los fundamentales deberían imponerse en 2016”. Esta vez, para bien.

China no frenará a Europa

Una sencilla y contundente cuestión: ¿puede llevarse China por delante el crecimiento europeo y el propio crecimiento mundial? Teniendo en cuenta todo lo expuesto en este post, no lo parece. No hay cambios significativos de la economía china que pongan en duda que está gestionando adecuadamente el cambio de su modelo de crecimiento. Por ello, y siempre que el precio del petróleo no persista en su hundimiento (está ya en niveles insoportables para muchas empresas del sector), creo que debemos mantener una visión positiva y seguir confiando en Europa como expuse la pasada semana en el post sobre las previsiones para 2016

Invertir en 2016: 10 preguntas y respuestas (II)

Con eso claro y desde el punto de vista de la economía global, parece que el ciclo económico continuará en fase de expansión en 2016, lo que debería de permitir que la Reserva Federal prosiga con el proceso de normalización de los tipos de interés estadounidenses. Ambas variables, crecimiento y evolución de los tipos de interés, constituyen los ingredientes que deberían de facilitar una evolución favorable de algunas inversiones, especialmente las ligadas a renta variable de determinadas áreas geográficas, y delimitar las categorías de inversión donde la inestabilidad puede ser la protagonista (deuda pública y renta fija de plazos medios y largos). En todo caso, una eficiente diversificación entre tipos y subtipos de activo y el saber dotarse de estilos de inversión y gestores suficientemente flexibles y consistentes en el tiempo, serán los elementos definitivos para que dentro de doce meses acumulemos rentabilidad positiva en el ejercicio.