Archivos mensuales: diciembre 2015

Invertir en 2016: 10 preguntas y respuestas (I)

Mientras un grupo antisistema intenta arruinar la vida socioeconómica de una región española cuyos dirigentes, a su vez, buscan romper el orden de nuestro Estado, me enfrento de nuevo a la nunca cómoda tarea de contarles, amables lectores, la visión de lo que puede suceder en los mercados financieros el próximo año. Un difícil entorno, el más cercano, para los españoles, dentro de un contexto internacional que tampoco ayuda a la estabilidad: tímido crecimiento de la Eurozona necesitado en exceso del apoyo del BCE y muy condicionado por lo que suceda con los tipos de interés en EEUU y por la ralentización del desarrollo económico en China y en otras zonas emergentes, por citar algunos de los focos de riesgo que nos acompañarán durante el próximo ejercicio. Pero algo habrá que hacer con el dinero, dado que la expectativa de retorno del depósito o de la Letra del Tesoro ronda el cero o es negativa.

Vértigo post-electoral para la inversión

Aunque gobierne un bloque de izquierdas, no creo que se produzca ninguna variación en los compromisos de déficit y de deuda que España tiene con la Unión Europea. Tampoco en la posición de nuestro país en cuestiones clave ligadas a nuestra economía como la pertenencia a la Eurozona y a la Unión Bancaria. Tenemos, felizmente, suficiente dependencia de Europa, incluido el dinero que le debemos, como para hacer cambios relevantes en nuestro sistema que no estén bien vistos por Merkel y Draghi. Sin embargo, sí que podríamos ver retrocesos en la flexibilización del mercado laboral que podrían lastrar el crecimiento económico de nuestro país.

Fuente imagen: yahoo.com

Caídas en las bolsas: ¿pasó el día de la marmota?

Leía hace unos meses un análisis de Mark Burguess, director de inversiones en la gestora Columbia Threadneedle, quien recordaba el inolvidable episodio de la película “Atrapado en el tiempo”, también conocida como “El día de la marmota”, en el que su protagonista, un joven Bill Murray, experimentaba cada día una repetición de los eventos ya sucedidos el día anterior. Y así siempre… hasta que sucede algo que hace cambiar el destino.
Burguess hacía una analogía entre el film y los mercados financieros aludiendo a tres cuestiones que se vienen repitiendo de forma persistente en 2015: la subida de tipos de interés por la Reserva Federal, el menor ritmo del crecimiento global y la ralentización del crecimiento en China. Yo voy a añadir una cuarta variable a la que podemos aplicar el mismo paralelismo, pues su ocurrencia se ha reiterado durante los pasados trimestres y ahora, aparentemente, ha dejado de suceder. Me refiero, claro está, a las intervenciones del Presidente del BCE, Mario Draghi, y las consiguientes reacciones: alzas en las bolsas y caída del Euro. Pues bien, visto lo acaecido durante los últimos días, parece que hemos salido del día de la marmota de Draghi/mercados. ¿Qué ha pasado que ha hecho virar el destino?

Vuelve Draghi, ¿qué harán los mercados?

El gran damnificado de la actuación del BCE puede ser el sector bancario, por el incremento del coste de mantener el exceso de reservas en su banco central. Pero sólo en principio, ya que si los efectos de las medidas tomadas van confirmándose, aquellos bancos con suficiente solvencia y capacidad de financiar podrán incorporarse más fácilmente al positivo avance del ciclo económico.
La gran beneficiada de una actuación del BCE como la descrita será la renta fija, tanto la soberana como, muy especialmente, la emitida por empresas privadas. Las bolsas, como mínimo, incrementarán su atractivo sobre los bonos, lo que puede suponer nuevos flujos de entrada en los mercados de acciones europeos y subidas de sus índices.