Archivos mensuales: noviembre 2015

¿Han caído para siempre los BRIC?

De hecho, tras las fuertes caídas de 2015, podríamos estar ya ante algunas oportunidades de inversión claramente aprovechables siempre que la aversión al riesgo del inversor así lo permita. Lo consultaba hace unos días con la responsable en España de la gestora Aberdeen, grupo financiero escocés que cuenta con un nivel de expertise diferencial en esta materia, quien exponía el atractivo inversor de la renta fija emergente (mejor, por ahora, en divisa fuerte que en local), a la que consideraba como el activo más barato y con mayor potencial en estos momentos. A diferencia de otros activos, en este tipo de inversión, la subida de tipos por parte de la FED puede marcar el comienzo de su recuperación.

Los mercados tras el terror en París

Los efectos económicos de lo sucedido en Francia tendrían que ser limitados y su negativa repercusión financiera debería de quedar en algo superficial y transitorio. Es más, si de lo sucedido se deriva una mayor unión e impulso de las acciones concertadas entre los Estados europeos (junto con EEUU), una vez absorbido el primer shock, los precios de acciones y bonos podrían rebotar por el componente de refuerzo de la confianza que implica una Europa más unida.

¿Es Ciudadanos un factor positivo para los mercados?

No sé si Ciudadanos, bien sea apoyando a uno de los dos partidos políticos hasta ahora mayoritarios en España o bien sea recibiendo el apoyo de uno de ellos o de los dos (esto sí que sería un verdadero Gobierno de concentración), será el kingmaker como lo denomina el analista de Gavekal. Pero de lo que sí estoy plenamente convencido es de que su concurso en las elecciones reduce enormemente el riesgo de que en España suceda algo parecido a lo que acaba de ocurrir en Portugal.

Cuentas en el extranjero, ¿fraude o refugio?

La razón es sencilla: la búsqueda de seguridad jurídica. Aunque la probabilidad de presencia de la izquierda radical en el próximo Gobierno de España sea muy baja, los programas de todos los partidos políticos contienen conceptos y planteamientos que, en una u otra medida, comportan ciertas dosis de inestabilidad jurídica para nuestro sistema. Desde la “tasa Tobin” (que acabarían pagando los clientes bancarios), pasando por las modificaciones del régimen de las sicavs, hasta los cambios impositivos en la tributación de sociedades que afectarían a la banca española.